la vida mejor

Es cuando te planteas que estas hasta el moño de tu vida y decides cambiarla.

Es cuando reúnes las fuerza necesarias y te lanzas al vacío.

Es cuando no quieres seguir haciendo lo que haces, porque ya no eres tú.

Es cuando empiezas a preocuparte por la edad, la vida, lo que quieres hacer, lo que te gustaría, lo que te apetece y lo que nunca haces porque no tienes tiempo.

Es cuando miras a tu alrededor y quieres bajarte  del mundo, porque no te convence. Porque lo que tienes, que es mucho, cuesta demasiado esfuerzo mantenerlo pero ya no habla de ti.

Es cuando después de 25 años rodeada de cosas viejas, restaurando muebles para darles una segunda oportunidad, te das cuenta  de que la que está vieja es tu alma y tu sentir y decides que para restauración buena: la tuya.

Es cuando después de 25 años rodeada de (en su mayoría) mujeres, bellas mujeres, Mujeres con mayúscula, y hombres (que tienen lo que tienen que tener),  te das cuenta de que quieres seguir rodeada de ellas, te das cuenta de que auto conocernos mejor, aprender a que no nos arrastre la vida son asignaturas pendientes  y querer seguir tu camino rodeada de ellas, ayudándonos,  nutriéndonos y espabilándonos unas a otras no es sólo lo que quieres, sino lo que necesitas.

Es cuando te das cuenta de que te alimentas de dos cosas: de lo que respiras y de lo que comes. Y aprendes a respirar, a comer, a preocuparte por aquí y ahora.

Es cuando te das cuenta de que el pasado, pasado está y el futuro…. ¡puf, el futuro!. ¿Quién sabe algo del futuro?. “Dame la fuerza para cambiar lo que pueda cambiar y serenidad para aceptar lo que no pueda”.

Es cuando te das cuenta de que el mundo de alrededor no te gusta; es imposible cambiarlo, pero puedes cambiar tu mundo y la forma en que lo vives. Y de esta forma me gusta pensar que se crea una onda expansiva…

Es cuando te das cuenta de que tú a ti misma no te gustas, tienes el carácter avinagrado y no te aguantas. Una mejor versión  de ti misma ya no es una opción, ¡es necesidad!.

Es cuando te das cuenta de que la frase “no me da la vida” la tienes agarrada al alma, no te deja respirar y te asfixia.

Es de cuando te das cuenta de que eres una gallina que pone huevos, que te enseñan a preocuparte de los huevos pero no de ti!. Y si tú no estás bien… los huevos tampoco.

Pero desaprender cuesta… cuesta preocuparse de una misma, cuesta cuidarse mimarse y respetarse, cuesta. Mucho.

Es cuando te das cuenta de que la vida son ciclos,  que la naturaleza es cíclica, que cada día es un ciclo, que tú eres cíclica, que cada mes es un ciclo, que cuando te viene la regla te hundes en la miseria y que al cabo de unos días, te comes la vida y que eres cuatro mujeres en una y que no las conoces.

Es cuando te das cuenta de la slow life, la vida tranquila es la vida que te gusta.

Que no por querer hacer más cosas, haces más… y nunca mejor.

Que el que mucho abarca poco aprieta y que la vida está para apretarla, para degustarla y saborearla a cada momento.

Es cuando piensas que un salto al vacío, un cambio radical y no saber que va a ser tu vida, es mejor que la vida que llevas.

Es cuando te das cuenta de que al cambiar el “tengo que” por “me gustaría” tu mente se abre, se expande y te haces consciente de una nueva perspectiva de vida. 

Es cuando te das cuenta de que cuanto más tienes, más tienes. Y punto.

Más tienes para limpiar, para ordenar, para pagar, para hacer, para organizar, para mover, para volver, para no dejarte mover, para irte, para cegarte, para no dejarte salir, para pesarte, para asfixiarte, para…

Es cuando te das cuenta de que poco y bien es mejor, preocupándote más por Ser y Estar que por tener.

Es cuando te das cuenta de que el libro en la mesilla de tu madre cuyo título decía  “todo lo que necesitas está en ti” tenía razón, que buscamos fuera lo que debemos buscar dentro.

Si con lo que tienes no eres feliz, con lo que no tienes o crees que te falta tampoco.

Es cuando te das cuenta de que quizá no eres feliz, quizá no lo seas nunca, pero que contenta, estoy muchas veces y que me gusta Redescubrir ese contento.

La vida mejor es una hoja en blanco, en el reverso queda todo lo que ha ayudado a ser la persona que hoy eres y toca seguir escribiendo.

Y cuando te das cuenta das un paso y luego otro. Metida en un camino incierto, pero en que da gusto caminar, pasear, tropezar, caer, levantarte.

Lo que viene siendo en camino de la vida pero a mejor.

La vida mejor es cuando te das cuenta de que el momento es ahora.

La vida mejor es cuando te arrancas. 

Te rompes, te abres y sales.

Pilar.

.

Y aquí la canción Nina Simone reivindicando cosas de la vida, ¡cómo debe ser!!.

(Ya sabes: volumen a tope, decálzate y levanta los brazos, mueve las caderas,  la cabeza y da saltos por toda la habitación, cómo si nadie te viera…).

.

P.D.:

Gracias por leer hasta el final.

Nos vemos por el camino de #lavidamejor.

22 comentarios
  1. Esther
    Esther Dice:

    Te he leido caminando. Y me he roto, me he abierto y me he salido contigo. E, incluso por la calle, escuchando a Nina descalza aunque nadie lo percibiera.
    Abriendo las alas para #lavidamejor
    Un abrazo Pilar.

    Responder
  2. Flora
    Flora Dice:

    No habría podido leer esto en mejor momento para eliminar las excusas y mirar de frente. Llena de ganas de vivir la vida en lugar de pasar por ella. Gracias Pilar!

    Responder
    • Pilar {galeríaPúrpura}
      Pilar {galeríaPúrpura} Dice:

      Gracias a ti Flora!!
      Soy la reina de las excusas, del dejar para mañana y del no tengo tiempo…
      Pero cuando una sensación dentro de tí, que dice “hasta aquí” se va haciendo grande, no hay excusa que valga.
      Cómo bien dices, mira de frente, apóyate en lo que ya eres y no hay más dirección que para el frente.

      Abrazo enorme, Flora!
      PIlar.

      Responder
  3. Blanca
    Blanca Dice:

    Te entiendo tantísimo Pilar…. Has sido muy valiente en dar ese paso y seguro segurísimo que te espera una vida mejor!
    Un abrazo y ánimo!

    Responder
  4. Sara
    Sara Dice:

    Buff! Menuda reflexión y menuda noria hasta tomar una decisión así y ser valiente para salir de la inercia que nos empuja… Creo que muchos nos sentimos identificados con todos esos sentimientos. Gracias por compartirlos y que podamos también pararnos a reflexionar.
    Me alegro un montón de poder saber de tí y de La Vida Mejor!!!!☺

    Responder
    • Pilar {galeríaPúrpura}
      Pilar {galeríaPúrpura} Dice:

      Gracias Sara!
      Ya lo decía la canción: ¡la vida es una noria, no-no-noria!!.
      Pero hasta las norias tienen un eje, un centro que les hace girar.
      Me he parado a buscarlo, y si mis reflexiones te sirven, ¿qué hay mejor? ayudar mientras me ayudo.
      NO hay mejor “egoismo”.
      Un abrazo enorme,
      Pilar.

      Responder
  5. Joana
    Joana Dice:

    OOOhhhh yeahhh!!! Me encanta que te hayas arrancado!! Me siento completamente identificada, ya lo sabes. El salto al vacío lo di un poquito antes que tú pero creo que tú lo diste de alguna manera conmigo y yo contigo. Me gusta La Vida Mejor y me gusta cómo te ha salido este post. Desde muy dentrooooooo!!! Autenticidad total. A por ella!!!
    Beso enorme de grande!! Joana

    Responder
  6. Lorea Ramírez de Alda
    Lorea Ramírez de Alda Dice:

    Qué bueno saber de nuevo de ti, Pilar. Suerte en esta nueva etapa y gracias por seguir contando con nosotras. Como muy bien has dicho, nos vemos en el camino. Un abrazo enorme. Lorea

    Responder
  7. Zorione
    Zorione Dice:

    ✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨
    Solo puedo decir!!!!
    Que animo al gran cambio!!!!
    Suerte de haberte conocido!!!!
    ✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *